Cortometraje. "Mafiosos".

jueves, marzo 29, 2012

DESPEDIDA DEL CURA.

Al Padre Pascual le estaban haciendo su cena de despedida, después de 25 años de trabajo en la Parroquia.
Un político, miembro de la comunidad, fue invitado para dar un breve discurso.
Como el político tardaba en llegar, el sacerdote decidió decir unas palabras él mismo, para llenar el tiempo:
-Mi primera impresión de la Parroquia la tuve con la primera confesión que me tocó escuchar. Pensé que me había enviado el Obispo a un lugar terrible, ya que la primera persona que se confesó me dijo que había robado un televisor, que les había robado dinero a sus padres, había robado también en la empresa donde trabajaba, además de tener aventuras sexuales con la esposa de su jefe.
También en ocasiones se dedicaba al tráfico y a la venta de drogas. Y para finalizar, confesó que le había trasmitido una enfermedad venérea a su propia hermana.
Me quedé asombrado, escandalizado y asustadísimo...
Pero cuando transcurrió un tiempo, fui conociendo más a la gente y vi que no eran todos así. Hallé una parroquia llena de gente responsable, con valores, comprometida con su fe.
Y así he vivido los 25 años más maravillosos de mi sacerdocio.-
Justamente en este momento, llegó el político, por lo que se le dio la palabra.
Por supuesto, pidió disculpas por llegar tarde y empezó a hablar diciendo:
-Nunca voy a olvidar el primer día que llegó el Padre a nuestra Parroquia. De hecho, tuve el honor de ser el primero que se confesó con él.-
MORALEJA: ¡No llegues tarde!
BWAHAHAHAAAHA!

viernes, marzo 23, 2012

Tano chanta.

Un hombre mayor, italiano, que vivía en las afueras de Nápoles, fue a la iglesia local a confesarse. Cuando el sacerdote abrió el tablero del confesionario, el hombre dijo:
-Padre... Durante la Segunda Guerra Mundial, una mujer bonita golpeó a mi puerta y me pidió que la escondiera del enemigo. Así que yo la escondí en mi altillo.-
-¡Eso fue algo maravilloso, hijo -contestó el sacerdote- No tienes la necesidad de confesar eso.-
-No, Padre, es que ella empezó a agradecermelo con favores sexuales.-
-Bueno ... Estando en gran peligro... y bajo esas circunstancias..., dos personas pueden ser muy tentadas a actuar así... Pero si lo sientes verdaderamente, estás perdonado, de hecho.-
-Gracias, Padre. Ésa es una gran carga que saca de mi alma. Pero tengo una duda más.-
-¿Y cuál es, hijo?-
-¿Cree Ud. que debería decirle que la guerra ha terminado?-
BWAHAHAHAAAHA!

jueves, marzo 15, 2012

Diccionario del diablo - V / Z (Bierce)

Vampiro: s. Demonio que tiene la reprochable costumbre de devorar los muertos. Su existencia ha sido disputada por polemistas más interesados en despojar al mundeo de creencias reparadoras que de reemplazarlas por otra mejores. En 1640 el Padre Sechi vio un vampiro en un cementerio próximo a Florencia y lo atemorizó con el signo de la cruz, Lo describe dotado de muchas cabezas y de un numero extraordinario de piernas, y no dice que lo vio en más de un lugar al mismo tiempo. El buen hombre venía de cenar y explica que si no hubiera estado “pesado de comida”, habría atrapado al demonio contra todo peligro. Atholston relata que unos robustos campesinos de Sudbury capturaron un vampiro en un cementerio y lo arrojaron en un abrevadero de caballos. (Parece creer que un criminal tan distinguido debió ser arrojado en un tanque de agua de rosas). El agua se mudó subitamente en sangre “y así continúa hasta el día de hoy”, escribe Atholston. Más tarde el bebedero fue drenado por medio de una zanja. A comienzos del siglo XIV un vampiro fue acorralado en la cripta de la catedral de Amiens y la población entera rodeó el lugar. Veinte hombres armados con un sacerdote a la cabeza, transportando un crucifijo, entraron y detuvieron al vampiro que, pensando escapar mediante una estratagema, había asumido el aspecto de un conocido ciudadano, lo que no impidió que lo ahorcaran y descuartizaran en medio de abominables libertinajes populares. El ciudadano cuya forma había asumido el demonio quedo tan afectado por el siniestro episodio, que no volvió a aparecer en Amiens, y su destino sigue siendo un misterio.

Venganza: s. Roca natural sobre la que se levanta el Templo de la Ley.

Vidente: s. Persona, por lo general mujer, que tiene la facultad de ver lo que resulta invisible para su cliente: o sea, que es un tonto.

Zeus: s. Rey de los dioses griegos, adorado por los romanos como Jupiter, y por los norteamericanos como Dios, Oro, Plebe y Perro. Algunos guías que han acariciado  las costas de América, entre ellos uno que pretende haberse internado a una considerable distancia, piensan que esos cuatro nombres representan a cuatro divinidades separadas, pero en su perpetua obra sobre creencias Superéstites, Frumpp insiste en que los oriundos son monoteístas, y que ninguno tiene otro dios que si mismo, a quien adora bajo muchos nombres sagrados.
BWAHAHAHAAAHA!

martes, marzo 06, 2012

Diccionario del diablo - T / U (Bierce)

Teosofía: s. Arcáica fe que tiene todo el dogma de la religión y todo el misterio de la ciencia. El actual  teósofo sostiene, con los budistas, que vivimos inapreciable número de veces en esta tierra, en otros tantos cuerpos, porque una vida sola no basta para completar nuestro desarrollo espiritual, o sea, para volvernos tan buenos y sabios como desearíamos. Ser definitivamente bueno y sabio, esa es la perfección: y la aguda visión del teósofo le ha permitido advertir que todo lo que desea optimizar, eventualmente alcanza la perfección. Observadores menos competentes pretenden exceptuar a los gatos, que nunca parecen mejores ni más inteligentes que el año pasado. La más grande y gorda de las teósofas recientes fue Madame Blavatsky, que no tenía garo.

Trinidad: s. En el teísmo múltiple de ciertas iglesias cristianas, tres divinidades completamente distintas, compatibles con una sola. Las divinidades inferiores de la fe politeísta, tales como demonios y ángeles, carecen de esta facultad combinatoria, y deben procurarse individualmente la adoración y sacrificios a que son acreedoras. La Trinidad es uno de los más sublimes misterios de nuestras santa religión. Al rechazarla por incomprensible, los Unitarios demuestran no captar los fundamentos de la Tteología. En religión, creemops solamente aquello que no percdibimos, salvo en el caso de una doctrina incoherente que se contradice con otra inconmprensible. Siendo así, creemos en la primera como parte de la segunda.

Troglodita: s. Concretamente habitante de las cavernas de la era paleolítica, después  del Árbol y antes del Departamento. Una famosa comunidad de trglóditas vivió con David en la Cueva de Adullam. Estaba formada por “todos los que sufrían desdicha y todos los empeñados y todos los descontentos”; en resumen, por todos los socialistas de Judea.

Unción: s. Aceitamiento o engrasamiento. El rito de la extremaución consiste en tocar con aceite consagrado  por un obispo, varias partes del cuerpo de alguien en trance de morir. Marbury relata que después de aplicar este sacramento a cierto pérfido noble inglés, se descubrió que el oléo no había sido apropiadamente consagrado, y que no podía conseguirse otro. Enterado de esto, el enfermo exclamó con ira:
-¡Siendo así, maldito si me muero!-
-Hijo mío,-respondió el sacerdote.-eso es lo que tenemos.-

Ungir: v. T. Engrasar a un rey u otro gran funcionario que ya de por si es bastante resbaloso. Los soberanos son ungidos por losa sacerdotes del mismo modo que se engrasa bien a los cerdos para conducir al populacho.
BWAHAHAHAAAHA!

viernes, marzo 02, 2012

Diccionario del diablo - S (Bierce)

Sabbath: s. Sábado para los judíos , domingo para los cristianos. Fiesta semanal que tiene su origen en el hecho de que Dios hizo el mundo en seís días y fue detenido el séptimo. Entre los judíos, la observancia de la festividad estaba ordenada por un Mandamiento cuya versión cristiana es: “Recuerda, al séptimo día, hacer que tu prójimo lo respete plenamente.” Al creador le pareció apropiado que el Sabbath fuera el último día de la semana, pero los primitivos Padres de la Iglesia opinaban de otro modo.

Sacerdotalista: s. El que cree que unclérigo es un sacerdote. El rechazo de esta importantísima doctrina es el desafío más audaz que han lanzado los Neo-Diccionaristas al rostro de la Iglesia Episcopalista.

Sacramento: s. Solemne ceremonia religiosa a la que se imputan diversos valores de energía y significación. Roma tiene siete sacramentos, pero las iglesias protestantes, menos florecientes, solo pueden permitirse dos, y de inferior santidad. Algunas sectas menores no tienen sacramento alguno: ahorro vil que indudablemente las llevará a la perdición.

Sagrado:  adj. Consagrado a una intención religiosa; p[rovisto de un carácter divino; capaz de infundir pensamientos y emociones pomposos. Por ejemplo: el Dalai Lama del Tibet; el moogum de Mbwango: el Templo de los Monos en Ceilán : la Vaca en la India; el Cocodrilo, el Gato y la Cebolla del Antiguo Egipto; el Muftí de moosh.; el pelo del perro que mordió a Noé, etcetera.

Santo: s. Pecador fallecido, revisado y editado. La Duquesa de Orleáns cuenta que aquel viejo e irrespetuosos mentiroso, el mariscal de Villeroi, que en su juventud había conocido a San Francisco de Sales, dijo al oir que lo consideraban un santo: “Estoy encantado de enteraarme de que Monsieur de Sales era un santo. Le gustaba decir groserías y solía hacer trampas con los naipes. Por lo demás, era un  perfecto caballero, aunque un tonto.”

Sarcófago: s. Entre lo griegos, ataúd que, habiendo estado hecho de cierta clase de piedra carnivora, tenía la singular propiedad de devorar el cadáver colocado en su interior. El sarcófago conocido por lo modernos exequiógrafos es, generalmente, un producto del arte del carpintero.

Satanás: s. Uno de los lamentables errores del Creador. Habiendo recibido la categoría de arcángel, Satanás se volvió desagradable y fue finalmente, expulsado del paraíso.
A mitad de camino en su caída, se detuvo, reflexiono un instante y volvió.
-Quiero pedir un favor.-dijo.
-¿Cual?-
-Tengo entendido que el hombre está por ser creado. Necesitará leyes.-
-¡Que dices, miserable! Tu, su enemigo señalado, destinado a odiar su alma desde el alba de la eternidad, ¿Tu pretendes hacer sus leyes?-
-Perdón; lo único que pido, es que las haga el mismo.-
Y así se ordenó.

Sátiro: s. Uno de los pocos personajes de la mitología griega cuya existencia reconoce la mitología hebrea. (Levitico XVII, 7) En un comienzo, el sátiro era un miembro de una comunidad licenciosa que rendía un tibia sumisión a Dionisio, y que luego pasó por muchas transformaciones y perfeccionamientos. Suele confundirsele con el fauno, invención romana, más tardía y decente, que se parecía menos a un hombre y más a un chivo.

Símbolo: s. Algo cuya supuesta función es plasmar o representar otra cosa. Muchos símbolos son meras “supervivencias”, cosas que no poseyendo ya provecho siguen estando porque hemos heredado la tendencía a fabricarlos: como las urnas funerarias talladas en los monumentos recordatorios. Antaño eran urnas verdaderas que contenían las cenizas de los muertos. No logramos dejar de hacerlas, pero podemos darles un nombre que disimule nuestra incapacidad.

Sirena: s. Uno de los varios portentos musicales célebres por su inútil intento de quitar de la cabeza a Odiseo la idea de una vida oceánica. Figurativamente, dama de espléndida ofrenda, perversa intención y frustrante beneficio.
BWAHAHAHAAAHA!